Uncategorized

6 Tips para dar a conocer tu negocio antes de la venta

Para vender bien, hay que proponerse metas claras, saber qué y cuánto queremos obtener del negocio. No basta con poner el negocio y luego esperar a que el producto o servicio se venda solo; hay que venderlo.

Si esperamos que el cliente se acerque a nosotros solicitando nuestro producto o servicio, venderemos, pero nuestras ventas no llegarán a un nivel óptimo para nuestra empresa.

Para llegar al punto óptimo de venta donde nuestro consumidor no solo adquirirá nuestros productos o servicios de forma eventual, sino que crearemos una relación duradera con los mismos, tendremos que dar a conocer nuestra empresa, con el fin de captar la atención de nuestros clientes, para así atraerlos hacia nosotros y lograr ventas concretas que nos lleven a los objetivos meta.

A continuación, te damos algunos tips que pueden ayudarte a dar a conocer tu empresa mucho antes de que el consumidor se acerque y realice una compra contigo.

  • Crea un concepto de negocio que impacte. La finalidad de realizar y entender el concepto de negocio de tu empresa es poder dar a conocer tu negocio de forma concreta y entendible al público al que te diriges. Por eso, es recomendable que en él hagas énfasis en los beneficios y características que te diferencian de tu competencia para así llamar la atención de tus clientes potenciales.
  • La primera impresión importa. Así como en nuestra vida cotidiana nuestra imagen representa nuestras ideologías, valores, profesión, etc., de igual forma la imagen corporativa de tu organización envía un mensaje directo al cliente potencial, mucho antes de que haya conocido tu producto o servicio. Este mensaje proyectado, ya sea positivo o negativo, será muy difícil de cambiar. Es por esto que es recomendable que desde tus instalaciones, el personal que labora en tu empresa y el ambiente en el que se va a interactuar con el cliente proyecte aquello que queremos reflejar de nuestro producto o servicio; es decir, si ofrecemos seguridad y calidez, entonces todo lo mencionado debe de hacer sentir al cliente seguro y cómodo.
  • Enfócate en los detalles. Uno de las estrategias más efectivas y que genera muchos clientes es cuidar los detalles cuando se interactúa con el cliente, desde como recibimos al cliente en la entrada de nuestro negocio, las palabras que utilizamos durante las primeras interacciones con el cliente e, incluso, una sonrisa puede asegurarte la venta. La estrategia es sencilla: observa muy bien qué le agrada y qué le molesta a tu cliente, identifica estos elementos y utilízalos a tu favor para causarle una gran emoción. No es cuestión de hacerle un obsequio, sino de saber cuáles son las cosas que más aprecia de tu oferta.
  • Permite al cliente probar tu producto. Una de las estrategias que puedes dar para conocer tu negocio es mostrar a tus clientes como funciona tu producto o servicio, genera certidumbre a los clientes, pues una vez probado el producto estarán dispuestos a comprarlo. Esta estrategia es de mucha ayuda si la competencia que te rodea es fuerte, pero es importante siempre recalcar las ventajas competitivas con las que cuenta tu producto durante la prueba.
  • Ofrece experiencias. En un mercado globalizado la competencia siempre será muy fuerte, pues no seremos los únicos que ofrezcamos un producto o servicio de la misma clase. Sin embargo, existe una diferencia muy grande entre ofrecer un servicio o vender un producto a ofrecer toda una experiencia de compra; esto marca una ventaja total sobre la competencia. La experiencia comienza desde el momento que el cliente entra en tu negocio, aplicando técnicas de mercadotecnia podrás manipular colores, aromas, iluminación, ubicación de los muebles, para así crear una experiencia diferente para el cliente. Como ejemplo tenemos a Starbucks que, desde que entras a una de sus cafeterías, sientes un ambiente diferente, mismo que te invita a no solo comprar un café sino disfrutar del lugar, lo que se traduce a no solo la venta de un café sino a una experiencia de compra de café.
  • Haz de tu página web una experiencia real. El uso de la tecnología en los negocios tiende a convertir las relaciones comerciales personales en impersonales. Sin embargo, no tiene porque ser así. Por otro lado, la página web, al igual que las instalaciones físicas de tu negocio, muestran tu imagen y, por tanto, pueden proyectar mensajes positivos o negativos a tus clientes. Una descripción detallada, imágenes llamativas y de buen tamaño, colores atractivos e información importante y profesional darán una perspectiva positiva al cliente, así como despertarás el interés de tus clientes por conocer más acerca de ti y de tus productos.

About the author

Relative Posts

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.